Venta de plaza


Su mirada no veía a ningún lado, sus ojos parecían estar detenidos en algún pensamiento, quizá de frustración; su rostro se endureció, sus facciones así lo demostraban; Miguel Martínez Hernández, afuera del edificio de la escuela Normal 1 de Toluca, a pie de banqueta, iniciaba el lunes 19 de octubre su diálogo con reporteros de medios de comunicación.

“El país vive una crisis de aplicación de justicia en todos los niveles de gobierno, donde la impunidad es la ley que solapa toda corrupción y la escuela preparatoria oficial anexa a la Normal núm. 1 de Toluca no escapa a ella…”, manifestó de entrada el aún director de la Preparatoria.

Asegura que el 27 de julio del año en curso, hizo del conocimiento del Secretario de Educación Estatal, en presencia además del Director de Bachillerato General Cuitláhuac Anda Mendoza, así como del subdirector del nivel educativo, respecto a la venta de una plaza realizada por Sylvia Ramírez González ─subdirectora de la preparatoria─, quien fue señalada como responsable de la acción por la persona que había realizado el pago.

En esas circunstancias, le han solicitado dejar la dirección escolar, mediante oficio el director de bachillerato general, le ordena cambiar de adscripción, incluso un abogado del jurídico de bachillerato general ─Carlos Castañeda─, instruyó a la subdirectora y secretario escolar de la preparatoria, desalojar al maestro, a tal grado que el trece de octubre le cambiaron las chapas de su oficina, para impedir su ingreso.

Las acciones realizadas en su contra, son una clara muestra de represión de quienes tienen a su cargo el nivel educativo y en abierta protección a la subdirectora escolar, quien al parecer cuenta con la anuencia del Director de Bachillerato General, para realizar este tipo de acciones, a pesar de que la Ley General del Servicio Profesional Docente, no lo permita.

Asegura además que dichas autoridades le exigieron la adquisición de un vehículo para ellos, utilizando los recursos generados del plantel; así como la práctica de imponer empresas a modo en trabajos diversos en las escuelas, como ejemplo menciona la colocación de mochetas colocadas enfrente de la institución, pagando tres veces más el costo ofertado por otras empresas.

Es a todas luces la protección y las posibilidades de corrupción, que no puede permitir el Secretario de Educación del Estado de México, por lo que es urgente, realizar una investigación a fondo del tipo de relación que guardan las autoridades del bachillerato general con todas y cada una de las escuelas del nivel, que a decir de radio pasillo, la prepa anexa a la Normal 1 de Toluca, no es la única que sufre de este tipo de actuaciones.